El tercer cumple de la peque {farm party candy bar}

Hace un par de semanas celebramos el tercer cumpleaños de la peque de la casa. Ya os enseñé su primera fiesta de cumpleaños, y –no voy a decir cómo pasa el tiempo, pero… ¡qué rápido pasa!- El caso es que el año pasado no os pude enseñar el resultado de su mesa dulce por dos razones. La primera razón fue por problemas logísticos. Que queda muy bien decirlo así, pero la realidad es que me pilló el toro, se hizo de noche y ya no hubo una sola foto que quedara decente para el blog. Y la segunda razón (tata, no leas esto) es que no me gustó mucho cómo quedó.

Es algo que me pasa tan a menudo que más que anecdótico es casi habitual. Seguro que más de una y uno me entendéis. En mi cabeza empiezo a idear cientos, miles, millones de cosas. Mezclo, añado, elimino, olvido… por lo que al final es un batiburrillo de colores, texturas y estilos que ni de lejos quedan bien. Me gustan tantas cosas y tan diferentes que me resulta imposible elegir y saber ordenar. No diré que fue un desastre, porque sería mentir, pero no me siento muy orgullosa del resultado. Si vierais la tarta de fondant que intenté hacer lo entenderíais mejor, pero como me da tanta vergüenza que no voy a enseñar fotos de ese día XD solo diré que la capa de fondant que cubría la tarta, en lugar de quedar lisa y perfecta como las de las blogers de verdad (un día explicaré este concepto mío) podría haber pasado por una tarta tributo a las dunas del desierto del Sáhara.

Mesa dulce granja / Farm party candy bar

Pero eso ya es pasado, y mi pobre sobri tendrá que vivir con una foto de su segundo cumpleaños con una tarta fea entre las manos, pero con una abejita Maya muy mona (porque no la hice yo XD). Este año si os soy sincera me gustó bastante el resultado. No sé si fue por el aire country que se respiraba, porque mis padres en su casa (donde celebramos la fiesta) tienen gallinas, cabras y patos… y la fiesta no podía estar mejor ambientada. Fue, sin duda alguna, “un día en la granja”.

¿Una pega? Todavía tengo que solucionar el problema de la altura en las mesas dulces. Por no saber cómo hacerlo para que no quede cutre o tenerme que gastar muchísimo dinero lo hago como puedo y se me ocurre sobre la marcha, y eso pasa factura. Improvisar nunca es buena idea en estas cosas. Nota mental: hay que invertir en cajas altas. Mi idea es explicaros más pronto que tarde cómo hacer una candy bar con lo que he ido aprendiendo en las que he hecho hasta ahora, pero creo que todavía estoy muy verde. Por suerte, estoy ya organizando una mesa dulce para noviembre, así que espero poder enseñaros esa –ahora sí- muy orgullosa del curro que estoy haciendo.

Mesa dulce granja / Farm party candy bar

En esta mesa como veis elegí texturas lisas y unos toques de tela de yute (tela se saco de toda la vida, que por lo visto se llama así). Madera, papel y poca cosa más. Los colores, los que me vinieron a la mente pensando en una granja “americana”: marrones, rojos, naranjas…

Mesa dulce granja / Farm party candy bar

Lo mejor fue que me atreví con el fondant, a pesar del estropicio del año pasado. Una semana haciendo animalitos de granja me costó una contractura de cuello y una gran satisfacción. ¿Y qué me decís de las zanahorias? ¡Son lo más y es tremendamente sencillo de hacer! Aquí las veis en el brownie-huerto 🙂

Mesa dulce granja / Farm party candy bar

Si queréis hacer las zanahorias solo necesitáis fondant naranja y verde. Con el naranja formáis una especie de cono y hacéis unas marcas con un cuchillo. Luego cogéis tres trocitos pequeños de fondant verde, hacéis tres churritos finos, los unís y los pegáis al fondant naranja. Yo deformé un poco las zanahorias porque no suelen ser perfectamente cónicas. Et voilà 🙂

Para comer elegí poner cositas fáciles de coger para los peques y que no fueran muy pesadas, porque en los dos últimos años he aprendido una cosa: los cupcakes empalagan a los invitados y se acaban quedando, al igual que otras cosas. Así que opté por poner:

Después estaba la mesa salada, con bocadillitos, pizza casera, palomitas, patats fritas, y todas esas cosas típicas de las fiestas de cumpleaños infantiles.

Aquí la cumpleañera con su tarta entre las manos. Este año se trataba de un bizcocho ligero de limón, relleno de mermelada de ciruela (hecha por mi madre) y rebozado con Nutella. Luego la cubrí con Kit Kat y puse los cerditos en su lodazal.

Mesa dulce granja / Farm party candy bar

Y el detalle de la tarta de cumpleaños:

Mesa dulce granja / Farm party candy bar

Y el toque salado de la mesa que gustó a todos. ¡Un rincón de hot dogs! Con pan para hot dogs, salchichas, salsas varias y cebolla frita, para que cada uno se montara su hot dog como quisiera.

Mesa dulce granja / Farm party candy bar

Y por último, tampoco podía faltar el photocall, ¡con balas de paja y todo!
Mesa dulce granja / Farm party candy bar

Espero que os haya gustado, la verdad es que fue divertidísimo y la peque disfrutó mucho, ¡que es lo que cuenta!

Gracias y… have a sweet day! 🙂

Zaida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s