Palomitas dulces

Palomitas dulces

Si hay algo que me vuelve loca son las palomitas dulces. Bueno, las palomitas en general, pero como las saladas son tan fáciles de hacer no tienen un gran qué. Ya sabéis: ponemos la misma cantidad de aceite de girasol que de maíz (por ejemplo, una taza de café), sal y tapamos. Ponemos al fuego para que peten, y cuando empiecen a petar con unos 3-4 segundos de diferencia entre una y otra, apagamos el fuego y esperamos un poco, hasta que hayan dejado de petar.

Pero las palomitas dulces son otra historia. Usar azúcar caliente siempre es delicado. Hay que ir con cuidado, se puede quemar de un momento a otro… ¿os estoy animando un montón a probar la receta, verdad? Jajaja.

Ahora en serio, ¡estas palomitas están de vicio! Saben IGUAL que las palomitas que compramos en el cine, crujientes con el caramelo durito por fuera de la palomita… ¡ñam!

En definitiva: tenéis que probar la receta, ¡allá va!

Palomitas dulces

Palomitas dulces (by me)

Ingredientes

100 gramos de aceite de girasol

200 gramos de maíz en grano

375 gramos de azúcar

Colorante en pasta

Preparación

El primer paso es teñir el aceite de girasol para que luego se adhiera al maíz. Ponemos el aceite en una olla de boca ancha y calentamos un poco. Cuando esté un poco caliente ponemos el colorante y lo disolvemos bien, hasta que se haya mezclado bien. Puede que os cueste un poco, por la densidad del aceite y de la pasta del colorante. Unas varillas os ayudarán a conseguirlo.

Palomitas dulces

Añadimos el maíz en grano, que podemos encontrarlo fácilmente en cualquier supermercado, a granel o en bolsitas. Y también añadimos el azúcar. Mezclamos y tapamos la olla, calentamos a fuego medio.

Cuando empiecen a petar las palomitas estaremos pendientes y, cuando empiecen a petar con unos 3-4 segundos de diferencia entre una y otra, apagamos el fuego y esperamos un poco, hasta que hayan dejado de petar. ¡Si abrís para ver cómo van tened cuidado de no quemaros!

Destapamos y dejamos enfriar un poco, moviéndolas para que no se peguen (el caramelo es un excelente pegamento XD).

¡Y ya las tenemos! Tened cuidado de comerlas calientes porque el caramelo puede quemaros. Y además están mucho más buenas una vez frías, porque el caramelo se queda durito.

Os aseguro que quedan fantásticas, eso sí: tened cuidado de que no se quemen, vigilad el fuego e id bajando la temperatura o subiéndola dependiendo de cómo vayan las palomitas.

Palomitas dulces

Notas:

– Lo ideal es usar una tapa transparente: así veremos las palomitas sin tener que abrir, evitaremos quemarnos.

– Usad una olla bastante ancha, así cabrán bien todas y quedarán mejor impregnadas del caramelo.

– Podéis pintar las palomitas de diferentes colores, pero para conseguirlo tendréis que hacerlas por separado, repitiendo el mismo procedimiento con todos los colores que queráis conseguir, y limpiando bien la olla entre unas y otras.

– Las palomitas se pueden guardar un tiempo una vez frías en una bolsa de plástico bien cerrada, aunque siempre se pegan un poquito.

No os puedo decir cuánto tiempo duran frescas porque nunca he conseguido que duren más de una película, o sea no más de 2 horas… XD

Gracias y hoy sí… have a sweet day! 🙂

Zaida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s