Nubes caseras {marshmallows}

Nubes caseras

¿Alguna vez habéis pensado eso de… “Me encantaría hacer esto, ¡pero debe ser taaan difícil!? A mí me pasa cientos de veces, tantas que tengo Pinterest y mis notas del móvil saturados con recetas que me encantaría probar pero que todavía no he sido capaz de enfrentarme a ellas. Y esta receta es uno de esos casos. La tenía pendiente desde hace más de un año. De hecho, la primera receta que encontré incluía entre sus ingredientes glucosa líquida, me la compré y nunca la he tenido que usar, sobre todo porque más tarde encontré otra receta sobre cómo hacer nubes caseras que era mucho más “natural”, que solo llevara cosas “normales” de andar por casa. Así que si sabéis de alguna receta que tenga glucosa, ¡por favor pasádmela para poder usarla!

Como prometí, aquí va la segunda entrada de la semana, sé que es fácil cumplir las promesas las primeras semanas, pero ya estoy preparando cosas ricas para no fallar a mi cita. Y por cierto, ¡la receta dulce de la semana que viene os va a encantar!

Nubes caseras

Nubes caseras (by La Receta de la Felicidad)

Ingredientes

250 ml de agua

20 g de gelatina neutra en polvo (son dos sobres)

1 vaina de vainilla (o vainilla en pasta, en polvo,…)

400 g de azúcar

Para rebozar: azúcar glass

Preparación

En un bol ponemos 125 ml de agua y ponemos la gelatina neutra para que se hidrate. Tardará unos 5 minutos, no más. Cuando esté veréis que tiene una textura similar a la silicona.

Mientras, en un cazo ponemos los otros 125 ml de agua y ponemos el azúcar y la vaina de vainilla. Calentamos hasta que hierva y apartamos del fuego.

En este momento añadimos la pasta de gelatina al cazo y volvemos a calentar, sin parar de remover. Cuando hierva apartamos del fuego.

Cogemos la vaina de vainilla, la abrimos perpendicularmente para sacar las semillas y las añadimos al cazo de nuevo. La cáscara la desechamos.

Ponemos la mezcla en un bol y dejamos enfriar durante una hora. En este momento estará a temperatura ambiente, al tocarlo no notaremos ni frío ni calor.

En el mismo bol, o cambiándolo si no es muy grande, batimos con unas varillas eléctricas durante unos 10 minutos. Veremos que en poco tiempo la mezcla se pondrá de color blanco y parecerá un merengue: eso es que vamos bien.

En un molde rectangular extendemos la masa con cuidado y alisamos la parte superior. Espolvoreamos con azúcar glass tamizado y dejamos reposar durante unas 6 horas. Yo lo dejé toda la noche para asegurarme, siempre por supuesto tapado con un film transparente.

Al día siguiente (o pasadas las 6 horas) cortamos con un cuchillo afilado en la forma que más nos guste y rebozamos en azúcar glas, ¡y ya está listo!

Nota: para conservar las nubes lo mejor es guardarlas en un recipiente hermético (a poder ser de cristal, para que no coja olores).

Nubes caseras

Os recomiendo muuucho que probéis esta receta! Ya me contaréis!

Gracias y… have a sweet day!

Zaida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s