Buñuelos de bacalao… ¡y nuevo diseño!

Buñuelos de bacalao

Llevaba un tiempo dándole vueltas a la idea de cambiar la imagen del blog. Aunque me gustaba mucho el diseño anterior, tengo que reconocer que me había saturado un poco… sobre todo el fondo de color. Por eso, con el nuevo diseño he querido que fuera todo más limpio, y que las fotografías adquirieran mucho más protagonismo. Creo que habré hecho (sin exagerar) 50 versiones del logo, y finalmente el que veis ha sido el ganador (¡y eso que era uno de los más “sositos”!), pero… ¡es moderno y me encanta! También quería tenerlo todo listo durante este mes, por aquello de la “Vuelta al cole”. Me he propuesto publicar como mínimo una vez a la semana, ¡espero conseguirlo! Y además incluir más recetas saladas, mejores fotos… en conclusión: ¡que empiezo el curso con ganas!

Además, en noviembre empezaré con Sonia Martín su curso de “Fotografía culinaria”, y lo estoy poniendo todo a punto para que lo que ella me enseñe luzca mucho más! Espero ir mejorando, ¡lo prometo!”. Y para empezar con dos de mis propósitos, aquí va una receta salada con fotos que he intentado cuidar con mimo. ¡Espero que os guste! Esta receta es de mi madre, y la he conseguido estando a su lado mientras la hacía “a ojímetro”, con la báscula al lado anotando a cada momento lo que ella iba añadiendo. Tengo que decir que es uno de mis aperitivos o acompañantes favoritos, y no tienen nada que ver con los que se comercializan, ¡aquí muerdes trocitos de bacalao a cada bocado, es delicioso!

Buñuelos de bacalao

Buñuelos de bacalao (para 6 personas)

Ingredientes

250 gramos de bacalao (desalado y desmigado)

1 huevo

265 gramos de leche

200 gramos de harina

1 pizca de sal

Ajo y perejil picados, al gusto

1 diente de ajo

* Aceite de oliva para freír

Preparación

En un bol batimos el huevo, añadimos la leche y batimos de nuevo. Incorporamos la harina, la levadura , la pizca de sal y el ajo y perejil picados. Mezclamos bien y añadimos el bacalado. Tiene que estar desalado y desmigado. Mezclamos de nuevo y dejamos reposar un rato.

Mientras reposa la masa, ponemos abundante aceite de oliva en una sartén y, cuando esté caliente, freímos los dos dientes de ajo. Cuando estén dorados, retiramos de la sartén y comenzamos a freír los buñuelos. La mejor forma que he encontrado yo de hacer los buñuelos es con dos cucharas soperas, aunque con una manga pastelera (con boca ancha, para que pasen los trozos de bacalao) también irá bien. Doramos los buñuelos por los dos lados y los retiramos de la sartén con una espumadera. Los ponemos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Nota: La temperatura del aceite debe ser elevada (para evitar que los buñuelos cojan demasiado aceite), pero no excesivamente, pues podrían quemarse o hacerse mucho por fuera y quedarse sin hacer por dentro. Hay que ir cogiendo el truco y probando algunos buñuelos para ver si están bien hechos o necesitan más/menos fuego.

Buñuelos de bacalao

¡Y hasta aquí la receta salada! Como he dicho, ¡prometo incluir más, que me encantan!

¡Gracias por estar ahí!

Zaida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s