Mini tartas heladas de limón

Mini tartas heladas de limón

Últimamente no me apetece nada encender el horno… la cocina se calienta y con ella toda la casa, ¿no os pasa lo mismo? Pero de todos modos tengo ganas de preparar cosas, así que voy buscando desesperadamente recetas que se puedan hacer sin necesidad de crear una sauna en mi casa. Y esta vez di con esta receta. La original (de Los Fogones de Ana Sevilla) es una tarta helada de limón, pero pensé en hacerlo de forma individual, que además de quedar muy mono (¡¿no os parece?!) tarda menos en congelarse. Soy una impaciente, lo sé XD

Mini tartas heladas de limón

Tartaletas heladas de limón

Ingredientes

Para la base:

200 grs de galleta María o galleta Digestive

100 grs de mantequilla

Para el relleno:

200 grs de azúcar

La peladura de un limón (sin la parte blanca, ¡porque amarga!)

410 grs de leche Ideal o leche evaporada semi-congelada (4 horas en el congelador)

150 grs de zumo de limón

Para la cobertura:

1 sobre de gelatina de limón

Elaboración:

Para la base solo hay que triturar las galletas, añadir la mantequilla y mezclar bien. Lo ponemos en la base del molde (o de los moldes), alisando perfectamente y lo refrigeramos mientras preparamos el relleno.

Para el relleno solo tenemos que mezclar el azúcar con la piel del limón y triturar bien. Luego, con unas varillas (o si lo hacemos a máquina con el accesorio mariposa) añadimos la leche evaporada o leche Ideal y la montamos a velocidad alta. Hasta que doble su volumen. Bajamos la velocidad y añadimos el zumo de limón. Paramos la máquina y acabamos de mezclar a mano. Tiramos la mezcla encima del molde o los moldes que teníamos en la nevera con la base de galleta y alisamos bien. Metemos en el congelador unas 4 horas si es un solo molde, menos si son moldes individuales (tarda menos en congelarse).

Para la cobertura solo hay que seguir las instrucciones del fabricante de la gelatina.

Colocamos la gelatina encima del relleno, que ya estará congelado tras unas horas, lo alisamos bien y lo metemos en el congelador de nuevo un rato más.

5 minutos antes de servir sacamos del congelador y decoramos al gusto. Si lo hemos hecho en un solo molde deberemos desmoldar con mucho cuidado. Si lo habéis hecho como yo, decoramos y podemos servirlo tal cual en los vasitos.

Seguro que si lo probáis quedáis encantados… ¡es fácil, no necesita horno y es refrescante a la par que dulce!

Gracias y… have a sweet day 😉

firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s