Plum cake de zanahoria… ¡con glaseado!

Carrot plum cake

El glaseado… ¡ese dulce tan rico que llevan los mejores dulces del mundo! ¿Qué me decís de las rosquillas de Santa Clara, por ejemplo? Creo (qué digo, ¡estoy segura!) que es mi dulce típico favorito. Y que no me lea mi abuela, que sus rosquillas de Navidad están deliciosas, ¡pero es que no llevan glaseado! En fin, que soy del parecer que cualquier cosa, si lo riegas con glaseado, está mil veces más bueno. Y este plum cake es un ejemplo.

Este es el primer plum cake que publico en el blog, y no porque no los haga frecuentemente… ¡qué va! Lo que pasa es que es algo que tengo tan interiorizado, que está siempre en casa, algo tan cotidiano, que nunca había caído en la cuenta de que no había puesto ninguno en el blog. El que os traigo hoy es mi favorito, pero no el único que hago sin parar. Mi madre tiene la receta infalible del plum cake con trozos de chocolate, y os puedo asegurar que está delicioso. Próximamente intentaré hacerle fotos a uno de los muchos que hacemos (1 a la semana, no bromeo XD, para desayunar) y os enseño la receta.

Y hoy tengo varias noticias… hoy esta receta ha sido la prota de la sección dulce que hago cada miércoles en Ràdio 4 (RNE) en el programa “Anem d’estiu”. Creo que me he enrollado como una persiana, pero espero que se haya entendido bien. Me ha podido la euforia del momento porque justamente había llevado plum cake a la ofi… ¿y por qué? ¡Para celebrar mi santo! Sí, ¡Santa Zaida existe! Y no, no soy yo, eso es evidente XD Total, que me ha caído de regalo de mi chico un preciosísimo molde doble de Nordic Ware, así que ya sabéis… ¡próximamente habrá bundt cake en el blog!

Siguen las buenas noticias… ¿recordáis que colaboro con Sweet Magazine desde casi casi el principio? Pues ya puedo decir oficialmente que soy su nueva editora jefe. ¡Guau, qué subidón! El nombre es lo de menos, pero la verdad es que hace una ilusión tremenda poder formar parte de algo tan bonito. Estoy conociendo a gente maravillosa, estoy aprendiendo a hacer mil cosas… ¡estoy disfrutando como una enana! La cosa lleva curro, pero os aseguro que merece la pena cien veces. La revista pasa a ser bimensual, y el primer número que he estado coordinando con todo el respeto del mundo es el de agosto. ¡No dudéis que os pondré publi jajaja!

Carrot plum cake

Hoy tengo mucha cuerda, XD ¡vamos con la receta!

Ingredientes

3 huevos

250 gramos de azúcar

325 gramos de harina

1 sobre de levadura química

1 yogur con azúcar de caña

125 ml de aceite (medio de oliva y medio de girasol)

150 gramos de zanahoria picada

1 cucharadita de canela

1 pizca de sal (4 gramos aprox.)

Preparación

En primer lugar, preparamos las zanahorias. Hay que pelarlas, lavarlas y cortarlas a trocitos. Yo la hice a cuadraditos muy pequeñitos con la batidora de vaso, pero podéis hacerlo como prefiráis. Pensad que contra más grandes sean los trozos, más se notarán. Es mejor hacerlo pequeñito. Reservamos.

En un bol, batimos los huevos y añadimos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que espumen. Entonces añadimos el aceite, de uno y de otro. Esto en la receta original era con aceite de girasol, pero el primer día que hice el bizcocho se me acabó a la mitad y tuve que hacer el experimento obligada… y resulta que sale muy rico.

Añadimos el yogur y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

Batimos con fuerza y, en el mismo bol, tamizamos la harina con la levadura química y la sal. Mezclamos con fuerza, hasta que esté la mezcla homogénea de nuevo. No hay que sobrebatir, pues se quedaría duro el bizcocho.

Ahora añadimos la canela y la zanahoria troceada. Mezclamos de nuevo y rellenamos el molde de plum cake. Podemos hacer uno bien grande o como yo hice en esta ocasión, dos más pequeños. Lo prefiero porque así los trozos tienen más glaseado, del otro modo es un trozo de bizcocho más grande, pero tiene la misma cantidad de glaseado.

Horneamos a 180º durante unos 40 minutos aproximadamente. Pinchamos el bizcocho antes de sacarlo para ver si está bien hecho, ya sabéis: cuando el palito salga limpio.

Ahora preparamos el glaseado (para mí, la mejor parte).

Ingredientes

1 clara de huevo

250 grs.de azúcar glass

1 cucharadita pequeña de agua de azahar

2 cucharadas soperas de agua

La preparación es sencillísima. Yo lo hice con KitchenAid, accesorio varillas, pero podéis hacerlo con unas varillas eléctricas. Lo importante es batirlo con fuerza para que quede una buena textura ¡y un blanco muy blanco!

Ponemos todos los ingredientes en el vaso y batimos, batimos, batimos. Primero a velocidad baja (2-4) y vamos aumentando de velocidad cuando el azúcar se vaya integrando. La textura tiene que ser parecida a la de la pasta de dientes, pero más fluida, más líquida.

Nota: Si os gusta, podéis sustituir el agua de azahar por esencia de ron, o unas gotas de limón, o un poco de vainilla. Lo que más os guste.

Carrot plum cake

Os aseguro que os encantará, ¡es de los pocos bizcochos que no me empalagan! Ya sabéis que soy más de salado 😉

Gracias y… have a sweet day! 🙂

Zaida

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s