¡Bizcochitos caseros al estilo Phoskitos!

Phoskitos caseros

Si eres de los que cuando eras pequeño te atiborrabas a Phoskitos sigue leyendo, pero si has empezado con la dieta como propósito del año nuevo… ¡deja de leer! Porque si lo lees, vas a querer hacerlos, y si los haces empezarás probando uno, y luego otro… y ya sabemos cómo acaban estas cosas.

El primer post del año quería que fuera algo especial, así que he hecho una entrada de Kanela y Limón a la que le tenía ganas desde hacía mucho tiempo: ¡phoskitos caseros! Aunque os tengo que ser sincera, tenéis que tener en cuenta que los Phoskitos son bizcochitos industriales, lo que quiere decir que el sabor está basado no solo en los ingredientes “comunes” sino en un sinfín de edulcorantes, conservantes, etc… Así que no creáis que los caseros tendrán el mismo sabor, pero se parecen mucho y están muy buenos. Y con esta aclaración, ¡vamos a la receta!

Receta Phoskitos caseros (by Kanela y Limón)

Ingredientes

Para el bizcocho:

50g de leche
50g de aceite
4 yemas de huevo
70g de azúcar
80g de harina
4 claras de huevo
Una pizca de sal

Para la crema del interior:

100g de nata montada
80g de leche condensada
1 cucharada de miel

Para la cobertura de chocolate:

200g de chocolate para fundir

50g de agua

50g de mantequilla

Preparación

  1. Empezamos preparando el bizcocho. En un bol ponemos  la leche, el aceite, las yemas de los huevos, la harina, 20g de azúcar y la sal. Batimos hasta que sea una masa homogénea.
  2. En otro bol batimos la claras hasta que estén a punto de nieve.
  3. Mezclamos con movimientos envolventes ambas masas, hasta que sea una masa homogénea.
  4. Volcamos la crema resultante en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Introducir a horno precalentado a 160ºC durante 15 minutos.
  5. Retiramos la plancha de bizcocho del horno y la volcamos sobre un nuevo papel vegetal, retiramos el que ha ido al horno y con el que está debajo enrollamos y lo dejaremos así hasta que se enfríe por completo…
  6. Mientras se vaya enfriando, preparamos la crema del interior. Montamos la nata y añadimos la miel y la leche condensada.
  7. Lo dejamos enfriar una hora en la nevera y procedemos a cortarlo en rodajas de algo más de 1cm. Colocamos las porciones sobre una rejilla (colocando un plato debajo para recoger el chocolate que se va a caer).
  8. Bañamos con cobertura de chocolate las porciones que habremos hecho calentando todos los ingredientes juntos en el microondas hasta que le chocolate esté completamente derretido.
  9. Dejar enfriar hasta que el chocolate se endurezca (si es necesario en la nevera) y servir.

Phoskitos caseros

Espero que lo probéis, ¡os va a encantar!

Gracias y… have a sweet day! 🙂

Zaida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s