Victoria’s Sandwich, y un cumpleaños lleno de celebraciones

Hace unos días (12 concretamente) fue mi cumpleaños. Sí, el 12 de febrero… ¡y cumplí 23! Nunca me ha gustado mi cumpleaños, pero por lo menos es una buena excusa para juntarse con la gente que te importa y pasar un buen rato. Este año, y como cada año, me toca celebrarlo mil veces: con mi familia más cercana, con la familia en general, con los amigos, con mi amiga Alma, con mi chico, con los compis de la ofi, etc… Y este año no ha sido diferente, así que ayer celebré una vez más mi cumpleaños, aunque creo que finalmente fue la última ^^
Organicé una cena en mi recién estrenada casa (sí, también me he mudado!), y quise preparar un postre, pero no tenía tiempo, así que busqué y busqué hasta encontrar una tarta “sencillita” pero que fuera original, diferente. Al final me decanté por un bizcocho relleno, o Victoria’s Sandwich, del libro que me regaló mi queridísima amiga Carla Salvada por los pasteles, de Marian Keyes. El libro es maravilloso, tiene recetas buenísimas y originales, no de esas que estás cansada de ver por todos lados. Yo modifiqué algunas cosas, pero en esencia es esta.
Debo dar las gracias a Carla y Fer por hacerme mi tarta favorita… la Käsekuchen! Y además unos cake pops que quedaron geniales 🙂
Además, aproveché para estrenar uno de los maravillosos regalos que me hicieron en la ofi, un stand para tartas preciosísimo (uno de los tres que me regalaron! Concretamente el mediano).
No me enrollo más, que yo debería estar preparando el proyecto del Postgrado en lugar de estar escribiendo 😉

Receta Victoria’s Sandwich (bizcocho relleno), adaptado de Salvada por los pasteles, de Marian Keyes.

Ingredientes
200gr. de mantequilla sin sal
200gr. de azúcar
4 huevos M
1 cucharadita de agua de azahar
200gr. de harina
3/4 sobre de levadura en polvo
160ml. de nata para montar (con un poco de azúcar, al gusto), la nata que esté muy fría
150gr. de mermelada de fresa
Azúcar glass para decorar

Preparación

  1. Coge dos moldes iguales de aproximadamente 20 cm. Úntalos de mantequilla y espolvorea un poco de harina para que no se pegue el bizcocho.
  2. Precalienta el horno a 180-190º (dependiendo de si tu horno va más o menos fuerte).
  3. Bate la mantequilla sin sal y a temperatura ambiente con el azúcar hasta que consigas una mezcla homogénea.
  4. Añade los huevos uno a uno. No incorpores el siguiente si el anterior no se ha mezclado del todo. Bate hasta que esté la mezcla bien homogénea. (Puede que veas que la masa parece estar cortada, no pasa nada, en cuanto le pongas la harina se solucionará).
  5. Añade el agua de azahar y sigue moviendo la masa.
  6. Ahora, tamiza la harina junto con la levadura y ve mezclándolo todo bien, sin parar de remover, para que entre aire a la masa.
  7. Reparte la misma cantidad de masa en los dos moldes. Yo pongo el molde encima de la balanza, y como ambos pesan igual, al marcar la Tara, se queda guardada y así solamente hay que ir añadiendo la masa, dividiéndola uniformemente.
  8. Hornéalos durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que al pinchar el bizcocho, el pincho que hayamos utilizado salga limpio.
  9. Déjalos enfriar durante 10 minutos encima de una rejilla, y luego desmóldalos y déjalos enfriar por completo encima de la rejilla.
  10. Cuando estén fríos, en un vaso de batidora, pon la nata para montar (es importante que esté muy fría, cuanto más fría mejor, y si queréis, también podéis meter el vaso de la batidora en el congelador, así estará aún más frío y se montará mejor). Batir con unas varillas eléctricas, o similar, hasta que estén montadas, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que quede una nata bien firme.
  11. Coloca uno de los bizcochos donde queráis presentarlo, ponerle una capa de mermelada de fresa (o de la mermelada que más os guste) y expandirla bien.
  12. Añadir encima de la mermelada la capa de nata montada, y estirarla para que quede lisa.
  13. Poner el segundo bizcocho encima, veréis que la nata y la mermelada se esparce hacia los lados, no pasa nada, es difícil que no se salga, y además no queda para nada mal.
  14. Por último, espolvorea un poco de azúcar glass por encima, y a comer!
Esta receta la hice la misma tarde en que tenía la cena, y quedó perfecta. He de decir que el bizcocho es diferente a otros, y que es un poco más “espeso”, no tan esponjoso como otros, pero está delicioso.
Y hasta aquí! Dar las gracias a todos y todas que han hecho que este año mi cumpleaños sea tan y tan feliz, ¡miles de besos, sois geniales!
Gracias y… have a sweet day! 🙂
* Zaida.

Aquí yo súper feliz con todos los postres y mis velas de chocolate ^^ Gracias Carla, Fer, Meri, Pau… ¡gracias a todos!
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. mascinenet dice:

    Qué buena te salió la primera receta de este libro!! 🙂 Me alegro de que disfrutaras tanto de todas tus celebraciones. Ahora sí que por finalísima vez hasta el año que viene… FELIZ CUMPLEAÑOS! Un besazoCarla

  2. Muchas gracias preciosa. Por comentar, por leerme, por el libro y por ser como eres. ¡Guapa! (K)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s