¡Qué happy estoy! He hecho macarons, ¡y me han salido!

¡Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! ¡He hecho macarons… ¡y me han salido! Vale, los expertos me diréis que tienen mil fallos, y yo lo sé, pero en mi felicidad máxima paso por alto los errores, porque es la primera vez que hago estos pequeñines! Así que me puedo dar con un canto en los dientes, ¿no?
Desde que en 2008 fui a París, me quedé alucinada de lo pequeñitos, delicados y elegantes que son. Claro que por entonces a lo máximo que aspiraba era a hacer bizcochos de yogur, magdalenas tradicionales y alguna que otra galleta, así que nunca imaginé poder hacerlos yo misma. Llevaba tiempo dándole vueltas al proyecto, sin atreverme a ponerlo en práctica. Entonces una amiga lo hizo y me aseguró que “no eran tan difíciles”, ella salió victoriosa y sobrevivió al intento, así que… ¿por qué no probar?

El colmo de los colmos llegó cuando una de mis blogers favoritas, Lara de Bakemanía, publicó un maravilloso tutorial con cada paso, cada detalle, y todo tremendamente bien explicado. Puedes verlo aquí. Ya no tenía excusa, así que me puse manos a la obra el domingo por la tarde, momento repostero por excelencia.
Normalmente intento ser bastante metódica, pero en esta ocasión lo fui de forma extrema… ¡hasta puse los ingredientes en cuenquitos a lo Carlos Arguiñano! No quería fracasar en el intento, así que me lo tomé en serio, muy en serio.

Como veis en las fotos, algunos macarons me quedaron con un “efecto picudo”, eso es porque no quise pasarme con el amasado, me daba miedo que quedara demasiado líquida la masa, y resulta que creo que quedó un poquitín espesa, de ahí que no quedaran como debían. Lo bueno es que para la próxima ya lo sé XD El sabor que elegí fue el clásico con un ganaché de chocolate.
Y no me enrollo más. Os pongo la receta de Lara de Bakemanía, os invito a visitar su página (que está dentro de la página web de la revista Semana). Es una crack con los macarons y con mil cosas más.

Receta de macarons

Ingredientes

100 gr de azúcar glas
55 gr de almendras
45 gr de claras de huevo
25 gr de azúcar
colorante en gel (Extra Red, de Sugarflair. Yo utilicé el de Wilton y necesité muchísima cantidad para conseguir el rojo intenso que se ve en la foto, así que no lo recomiendo)

Preparación

  1. Pulverizar las almendras con una batidora, molinillo o similar. Yo utilicé almendra cruda en cuadritos y la trituré dos veces: una vez en la picadora y la segunda en el molinillo. Si tenéis Thermomix, lo tendréis más fácil.
  2. Añadirle el azúcar glas y volver a triturar ambos ingredientes juntos en la picadora (o similar). Tamizar la mezcla y reservar.
  3. En otro bol, comenzamos a batir las claras de huevo. Cuando empiece a espumar, vamos añadiendo poco a poco el azúcar. Cuando esté completamente integrado, seguir batiendo hasta montar las claras a punto de nieve. Estarán listas cuando, al voltear el bol, las claras no caigan.
  4. Añadimos un par de gotitas del colorante en gel a las claras a punto de nieve. Batir unos segundos más, hasta que esté completamente homogéneo.
  5. Agregamos a las claras coloreadas los ingredientes secos que teníamos tamizados y reservados. Lo añadimos de una sola vez.
  6. Con una espátula, a mano, incorporamos las mezclas con movimientos envolventes. Hay que mezclar hasta que no esté ni muy líquida ni muy espesa. Yo la dejé demasiado espesa, de ahí los picos que quedaron en el centro. Lara lo explica genial en el PAP, y además podéis ver la foto de cómo tiene que quedar.
  7. Cuando ya tengamos a punto la masa, la ponemos en una manga pastelera con una boquilla redonda, por ejemplo la 1A de Wilton, o cortamos directamente la punta de la manga pastelera, y así nos saldrá en forma redonda.
  8. Hay que poner la masa en una bandeja, encima de papel de horno antiadherente. Hacemos pequeños montoncitos con movimientos rápidos, dejando un poco de espacio entre redonda y redonda.
  9. Dejamos reposar 30 minutos, ni más ni menos, 30 exactos.
  10. Precalentemos el horno a 135ºC, y una vez transcurrido ese tiempo los metemos durante 15-20 minutos (el horno en posición arriba y abajo).
  11. Cuando ya estén listos, dejarlos enfriar durante aproximadamente 5 minutos.
  12. Con una espátula, cuchillo o similar, pasarlo por debajo de cada macaron, para despegarlo con cuidado.
Receta relleno: ganaché de chocolate negro
Ingredientes
150 gr. de chocolate negro en tableta (aunque podéis hacerlo con cualquier otro chocolate)
150 ml. de nata líquida
Preparación
  1. Poner la nata en un cazo y llevar a ebullición.
  2. Agregar el chocolate troceado.
  3. Dejar hervir durante unos 3 minutos sin dejar de mover.
  4. Esperar hasta que se enfríe por completo.
  5. Poner en una manga pastelera y rellenar nuestros macarons.
¡Y ya está! Tenemos nuestros dulces y delicados bocados listos para sorprender 🙂 Espero que os haya gustado y que los probéis!
Gracias y… have a sweet day! 🙂
* Zaida.
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Meritxell dice:

    tienen una pinta increíble!!!! me apunto la receta 😀

  2. Muchas gracias Meri! Me encanta leer tus comentarios, gracias por seguir el blog! Un abrazote guapa! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s