Tarta con KitKat y M&M’s

Esta tarta de cumpleaños es tremendamente fácil de hacer, pero hay que ir con mucho mimo, y tiene trampa… Os cuento. Mi chico la encontró en algún blog (sorry, no sé en cuál exactamente y está en varios), y propuso que la hiciéramos para el cumpleaños de un amigo nuestro. Pero pocos días antes era el cumpleaños de una amiga (además de compañera de piso) y, como no le gustan mucho las tartas, creí que era la mejor opción.
Como os digo, la había visto en mil blogs y la había estudiado al dedillo. Sabía qué debía hacer y cuáles debían ser los resultados… pero algunos pasos no los veía muy claros y no quería que fuera una bomba calórica de esas que si te comes un trozo ya no puedes más. Así que la falta de tiempo hizo que la primera tarta de KitKat y M&M’s tuviera trampa… mucha trampa. ¿A que no se nota nada? XD
Encontré una caja cuadrada por casa lo suficientemente alta para que los KitKat aguantaran bien y la “tarta” no se desmoronara, así que la forré de papel de aluminio y fui colocando los KitKat por alrededor, uno al ladito del otro. Los puse apoyados por la parte superior del KitKat, y cuando estuvieron todos dispuestos, puse alrededor una cinta alrededor y la tensé, haciendo que todos los KitKat se juntaran y pusieran rectos “fijados” a la caja. (advertencia: si seguís esta “técnica” poned la cinta en la parte inferior de los KitKat, mi primer intento fue con la cinta demasiado arriba y todos los KitKat quedaron tirados por la mesa… y vuelta a empezar).
Cuando estén todos bien puestos, mirad que no queden espacios vacíos, porque queda horrible, y procurad hacerlo en un sitio que no haga mucho calor, o los KitKat se os derretirán en las manos y, lamentablemente, os los tendréis que ir comiendo :p
Ahora solamente falta colocar tooodos los M&M’s encima de la caja, tantos como queráis, sin que se desparramen, claro… Yo una vez acabada la tarta puse una cinta nueva, rosa y ancha, para hacer una buena lazada y que quedara bonito y bien tensado. Corté la que había puesto anteriormente, y listo! Le encantó y todos disfrutamos de la “no-tarta”.
Mi segunda prueba fue para el cumpleaños de otro amigo. En este caso es una tarta real. Es decir, no es una caja, sino que hice una tarta rellena de mermelada de fresa, y seguí el mismo procedimiento que en la anterior. Pero tiene varias pegas: yo no fijé los KitKat a la tarta para no usar ningún tipo de pegamento comestible (porque en mi piso de estudiantes no tengo nada de eso XD) y eso te obliga a comerte la tarta por partes. Primero los M&M’s, luego los KitKat, y finalmente la tarta que se oculta debajo de tanto dulce… es un fastidio y a la gente deja de hacerle tanta gracia la tarta… XD

Así que, para futuras ocasiones, es importante fijar bien todos los ingredientes para que, aunque retires el lazo que rodea la tarta, puedas cortarla y comerlo todo junto.
A pesar de eso, a los cumpleañeros les encantó la tarta, y yo quedé bastante satisfecha con el resultado… ¿verdad que queda graciosa y original?

Aquí el cumpleañero Edu, muy bien acompañado por sus mejores amigos 🙂


Gracias y… have a sweet day!

* Zaida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s